Lo que no sabías de Letizia Ortiz: familiares problemáticos, carencias infantiles y bancarrotas

Muchos pensarán que los problemas de cualquier familia se acaban cuando uno de sus miembros llega a convertirse en miembro de la realeza. Para nadie es un secreto que la vida de Letizia Ortiz, actual reina de España, no ha sido nada sencilla, pues desde pequeña tuvo que luchar para salir adelante y lograr su sueño de convertirse en profesional. No obstante, hay ciertos aspectos de su entorno que la monarca no ha logrado arreglar, tales como problemas con sus familiares y amenazas latentes de ver que más detalles su infancia carentes se sigan revelando.

Embed from Getty Images

Uno de los primeros escándalos que afectó a la reina fue la aparición en televisión de Geli del Valle, una prima segunda de la soberana, en el año 2008, quien afirmó que no tenía nada que llevarse a la boca. En aquella ocasión, Geli miró a las cámaras y le pidió a la reina que se la llevase como cocinera. Cuatro años más tarde, la mujer afirmaría que esa aparición le había salido muy cara, pues luego de ella le habían hecho la vida imposible y hasta le habían quitado su casa.

Embed from Getty Images

Otra familiar problemática de la soberana es Henar Ortiz, quien es tía paterna de Letizia y también le ha hecho saber a los medios que su situación económica es bastante difícil. De hecho, la relación con su sobrina está rota debido a su intención de vender las fotos del primer matrimonio de Letizia con Alonso Guerrero. La reina perdió total confianza en ella.

Embed from Getty Images

Por esta línea, también encontramos a Érika Ortiz, quien se dice que fue la menos afortunada de todas las hermanas, pues estudió Bellas Artes y durante ese tiempo conoció a Antonio Vigo, con quien inició una relación y pasó muchas penurias a nivel económico. Érika y Antonio tuvieron una hija, Carla. En el punto más crítico de su crisis, Érika tuvo que irse a vivir con su madre y Antonio sólo consiguió trabajo en el servicio municipal de limpieza.

Embed from Getty Images

Quizá te interese: 5 secretos en el pasado de la Reina Letizia que la Casa Real no quiere que se descubran

Su situación compleja y limitada pasó luego de que consiguiese trabajo como directora de arte en una productora importante; no obstante, eso no evitó que Érika cometiese suicidio el 7 de febrero de 2007, una acción que golpeó fuertemente a la entonces princesa. Antes de ejecutar su decisión, Érika se encargó de escribir cartas para cada uno de sus familiares, por medio de las cuales les explicaba los motivos que la habían orillado a acabar con su vida.

Embed from Getty Images

 

En cuanto a la infancia de la soberana, cada vez son más los detalles que salen a luz con respecto a la precariedad que vivió durante sus primeros años de vida. En una ocasión, David Rocasolano, primo de Letizia, afirmó ante los medios de comunicación que en la casa de sus tíos se desayunaba, almorzaba y cenaba un plato de acelgas al día. De hecho, el hombre reveló diversos detalles de la vida de la reina en su libro Adiós, Princesa.

En sus declaraciones, David sostuvo que los padres de Letizia, Jesús y Paloma, trabajaban mucho, pero el dinero no les alcanzaba y recuerda que en la temporada de invierno era muy común ir de visita y conseguirlos envueltos en batas gruesas, con pijamas pesadas, calcetines por encima de los pantalones y los labios y la nariz azules del frío. Todo parece indicar que esta precariedad fue la que le dio alas a Letizia para plantearse metas fijas y trabajar en pro de ellas.

Embed from Getty Images

En cuanto a los padres de la reina, el divorcio llegó a sus vidas, pero Letizia tomó partido por su madre y excluyó a su padre de sus afectos tomando en cuenta el carácter huraño y autoritario que mostró Jesús Ortiz durante los últimos años del matrimonio. Éste se volvió a casar y tuvo otra hija, pero Letizia nunca ha querido tener contacto con su madrasta y su hermana menor.

Embed from Getty Images

De hecho, durante su enlace con el príncipe Felipe, Letizia sólo invitó a su padre, quien tuvo que mostrarse civilizado y calmado en compañía de su exesposa durante la celebración de la ceremonia, pero la realidad indica que los padres de la reina no se soportan. Así pues, la madre de Letizia, Paloma Rocasolano, tiene gran protagonismo en su vida, mientras que a su padre sólo se le ve en contadas ocasiones en las que se requiere su presencia.

Embed from Getty Images

Tal parece que la polémica en la vida de la monarca española no llegó con el percance que tuvo con su suegra frente a los medios de comunicación, sino que la ha rodeado desde el momento en el que se convirtió en figura pública.

Fuente: Cotilleo

Quizá te interese: Tormentosa y complicada, así es la relación de Letizia con los miembros de su familia

Recomendamos