Este hombre hace de todo con tal de que los niños puedan estudiar: Es chofer, maestro y director

En una "combi" de 1989, en Ciudad Victoria en México, Francisco Javier Montelongo, profesor y director general de la primaria 'Alberto Carrera Torres', también trabaja como chofer y todas las mañanas acude a casa de 25 alumnos para recogerlos y llevarlos a clases. 

Su historia es impactante porque desde las 5am está trabajando y lo hace principalmente para sacar adelante a sus alumnos. 

El Universal Online / Facebook

Además de ser chofer cada mañana y de dar clases en el turno matutino, por las tardes cumple sus funciones como el director y da clases a dos grupos. 

Parte de su trabajo también consiste en encontrar gente que quiera hacer donaciones o dar patrocinios con el fin de conseguir uniformes, libros, mobiliario o material importante para su enseñanza. 

Él ha declarado que llega muy cansado a casa, pero cada mañana tiene un motivo para darlo todo y el cansancio se le olvida al ver a los niños sonreír y aplicarse en sus materias. 

El Universal Online / Facebook

En agosto de este año, solo tenía 18 alumnos, así que junto con sus colegas maestros decidieron darse a la tarea de buscar más alumnos. 

Quizá te interese: Ella vivía en la pobreza extrema, pero logró salir adelante con tan solo 16 años de edad y un hijo de 3 años

Uno de los padres de familia dijo que para acrecentar el alumnado quizá podrían ofrecer el transporte escolar de forma gratuita, tanto para llevarlos al colegio como para regresarlos a casa. 

Poco a poco fueron sumándose más gracias a esta buena idea y, de ser 18, pasaron a ser más de 20. 

Con ayuda del intendente de la escuela, adaptó su propia "combi" con banquitas por dentro para que cupieran más niños. 

El Universal Online / Facebook

La ruta de cada mañana dura aproximadamente 50 minutos. El "Profe Paco", como le dicen sus alumnos, a veces baja de la combi para ayudar a algunos niños a cruzar la calle. En ocasiones, hay padres de familia que sin pedirlo le ayudan con algo de dinero para la gasolina. 

Sin embargo, este hombre se siente pleno al realizar estas actividades y dedicar la mayor parte de su vida a ellas.

Seguramente para muchos, si no es que para todos sus alumnos, este profesor será una de sus fuentes más grandes de inspiración. El amor a educar y a que los niños tengan oportunidades, es un amor necesario para hacer sociedades más desarrolladas y ricas no solo material y económicamente sino intelectual y mentalmente. 

¡Bravo por el profe Paco!

Fuente: Eluniversal

Quizá te interese: Los alumnos hicieron una fiesta sorpresa para su profesor y esto le conmovió hasta las lágrimas

Recomendamos