5 Tipos de cáncer que solo atacan a mujeres y cómo reconocer sus síntomas más confusos

¿Qué tanto sabes sobre el cáncer del sistema reproductivo? Muchas mujeres alrededor del mundo saben muy poco sobre el cáncer ginecológico, a saber, cáncer en los ovarios, útero, cérvix, vagina y vulva, y los síntomas que pueden tener. Por otra parte, es cierto que algunos tipos de cáncer no tienen síntomas hasta que no están en etapas avanzadas, lo que constituye un verdadero problema en este tipo de enfermedades.

Pero el problema más grave con los canceres femeninos radica en el desconocimiento de sus síntomas por parte de la mayoría de las mujeres. Por eso, a continuación presentamos 5 tipos de cáncer que solo afectan a las mujeres y algunos de sus síntomas:

1. Cáncer de vulva.

El cáncer de vulva es extremadamente raro. De hecho, según las estadísticas estadounidenses, esta tipo de cáncer es diagnosticado en 2.5 mujeres de cada 100.000 anualmente, y la mayoría de las pacientes oncológicas con este diagnóstico son mujeres de más de 60 años. No obstante, es importante saber sus síntomas pues fácilmente pueden confundirse con alguna infección de transmisión sexual. Entre ellos resaltan:

  • Comezón, sensación de ardor o hipersensibilidad de la vulva.
  • Cambios en la piel del área afectada tales como decoloración, enrojecimiento, irritación o aparición de hematomas.
  • Dolor al orinar.

2. Cáncer vaginal.

Al igual que el cáncer de vulva, el vaginal también es muy poco común y la mayoría de las diagnosticadas son mujeres de más de 60 años. El Virus del Papiloma Humano (VPH), uno de los virus de transmisión sexual más comunes, ha sido relacionado con la aparición de este tipo de cáncer. Los síntomas de esta enfermedad incluyen:

  • Sangrado fuera del periodo.
  • Sangrado después de la menopausia.
  • Sangrado después del sexo.
  • Dolor durante el coito.
  • Comezón vaginal constante.
  • Mal olor o sangrado leve en la zona vaginal.
  • Aparición de bultos en la vagina.

Quizá te interese: ¿Conoces el sarcoma? Este peligrosísimo tipo de cáncer casi no tiene síntomas visibles

3. Cáncer cervical.

El cáncer en la cérvix es uno de los tipos de cáncer ginecológicos más comunes. En la mayoría de los casos, si no es que en todos, es causado por algún tipo de VPH y los síntomas más comunes son los siguientes:

  • Sangrado vaginal anormal (fuera del periodo, después de la menopausia y después del coito).
  • Secreción vaginal acuosa que puede contener rastros de sangre y mal olor.
  • Dolor durante el sexo.

4. Cáncer del cuello uterino.

Life science / Shutterstock.com

En comparación con otros tipos de cáncer que las mujeres pueden desarrollar, el cáncer de cuello uterino es relativamente común. Algunos de los factores que incrementan el riesgo de desarrollar esta enfermedad son la diabetes, el sobrepeso u obesidad y la avanzada edad. Los síntomas son los siguientes:

  • Sangrado fuera del periodo o después de la menopausia.
  • Secreción vaginal acuosa o manchada de sangre.
  • Dolor pélvico.

5. Cáncer de ovarios.

Este tipo de cáncer es el que más mujeres muertas tiene en su lista. Esto debido principalmente a que sus síntomas a menudo son ignorados o confundidos con alguna otra enfermedad no oncológica. Entre los mencionados síntomas tenemos:

  • Sensación de hinchazón.
  • Dolor y presión en la parte baja del abdomen.
  • Dolor en la espalda.
  • Incontinencia urinaria.
  • Constipación.
  • Sangrado o secreción vaginal anormales.

Visitar al ginecólogo al menos dos veces al año es lo más recomendable. Sin embargo, si se observa la aparición de uno o más de los síntomas de estos diferentes tipos de cáncer femenino, recurrir de inmediato a un especialista podría salvarte la vida, pues, aunque muchas de las causas pueden ser condiciones aparentemente normales, solo un médico puede asegurarse de que ese sea el caso.

Fuente: Daily Mail Online, LiveScience, CDC

Quizá te interese: Estos son los tipos de cáncer de piel, pero así se desarrolla y se trata el más peligroso de todos


Este artículo es netamente con fines informativos. No se automedique y siempre consulte a un profesional de la salud certificado antes de usar cualquier información presentada en el artículo. El consejo editorial no garantiza ningún resultado y no se hace responsable de los daños que puedan derivarse del uso de la información indicada en el artículo.

Recomendamos