Tragedia familiar: Decidió matar a su hermanita menor de una forma atroz y, aun así, su mamá lo perdonó

Si eres de los que crees que todavía no existe una crisis en el departamento de salud mental, probablemente estés ciego o prefieres vivir engañado. En este sentido, solo Estados Unidos es uno de los países que tiene cada vez más casos aberrantes que implican la inestabilidad mental de una persona y acarrea consecuencias terribles. El precio que se paga por la ignorancia es enorme: la muerte de miles de personas inocentes.

Y es en este sentido que te queremos contar la desafortunada y triste historia de una familia. Se trata de la peor pesadilla que puede tener una madre: su hijo de 13 años (Paris) asesinó brutalmente a su hermana de 4 años (Ella) con más de 17 apuñaladas.

En esta foto de Facebook, Paris tenía 10 años y Ella 2.

¿Cómo sucedió?

El 5 de febrero de 2007, Charity Lee estaba en su trabajo cuando su hijo Paris convenció a la niñera de irse a casa para después ir a la habitación de Ella, donde su hermana estaba durmiendo en su cama. Paris agarró un cuchillo para matarla y poco después llamó al 911 para confesar el asesinato. Al principio, él dijo que había tenido una alucinación, pero más tarde, Paris le dijo a su madre que lo hizo a propósito para "destruirla" como parte de una venganza por abuso de drogas.

En otra publicación de Facebook, la madre escribió:

Ella tomó esta foto. Fue la última vez que Paris y yo nos tomábamos una foto en un mundo libre.

Según se informa, Charity había sido adicta a la heroína antes de concebir Paris y volvió a recaer en las drogas después de dar a luz a su hija. Este niño de 13 años fue condenado a un máximo de 40 años de prisión por asesinato de menores. Aunque fue diagnosticado como un sociópata, Paris todavía afirma que no padece ninguna enfermedad mental y lo más increíble es que tiene un coeficiente intelectual de 141, lo que es considerado un nivel genio.

Charity perdonó a su hijo.

La madre dice que nunca tuvo indicios de que su hijo pudiera hacer algo así. Charity explica que Paris fue diagnosticado con un trastorno de conducta. Ella lo compara con un tiburón, lo que hizo que pudiera perdonar a su hijo. Sus palabras fueron:

Cuando finalmente comprendí quién es Paris (un depredador) pude perdonarlo. Por ejemplo, si estaba nadando en un hermoso océano, divirtiéndome, y apareciera un tiburón y me mordiera la pierna, con suerte no pasaría el resto de mi vida odiando a ese tiburón.​​​​​​

En una fotografía que publicó en Facebook, se puede ver a Paris con 16 años.

En el 2013, Charity dio a luz a su tercer hijo, Phoenix, y Paris no tiene permiso de verlo. Con respecto al padre de Paris, lo visitó una vez cuando tenía 16 meses. A Charity le quedó claro que algo andaba mal con el padre de su hijo y luego se supo que fue diagnosticado con esquizofrenia paranoide.

Quizá te interese: “Pídeme perdón”: fue lo que le dijo esta niña a otra mientras la acosaba y la obligaba a arrodillarse

En otra publicación de Facebook, mostró a su pequeño Phoenix, en un proyecto llamado “KindnessRocks” que involucra buscarlas, limpiarlas y hacer cosas con estas rocas.

Poco después de la muerte de Ella, Charity fundó una organización sin fines de lucro llamada ELLA para prevenir la violencia. Esta fundación tiene el objetivo de ayudar a las personas a través de la educación, las reformas de la justicia penal y la defensa de las víctimas. Charity ha perdonado a su hijo y con su fundación intenta ayudar a otras familias que estén pasando o hayan pasado por una situación similar.

Si bien aprendí a perdonar a Paris, nunca sanas por completo de algo así. Aprendes a vivir con ello. Pudo haber hecho otras 10.000 elecciones esa noche y nunca entenderé por qué hizo lo que hizo.

En una publicación de Facebook, mostró la carita de Ella cuando tenía 4 años.

Factores que influenciaron esta tragedia.

Paris cometió un horrible abominable, pero siempre hay una razón detrás de cada cosa. La madre decidió culpar a la enfermedad por convertir a su hijo en una especie de depredador y eso es comprensible.

Sin embargo, la enfermedad no surge de la nada. Hubo al menos tres factores extremadamente importantes que pudieron haber afectado a Paris para que realizara ese acto tan horrible:

  1. Los problemas de salud mental. El padre del niño tenía esquizofrenia paranoica.
  2. La adicción a las drogas por parte de su madre (quizá el padre también podría haber sido un adicto).
  3. La familia vivía sin una figura paterna. Los estudios demuestran que los niños de familias monoparentales tienen una salud mental menos estable.

En una de las publicaciones en Facebook, Charity subió una foto de Paris y Ella y escribió:

Al contrario de lo que mucha gente piensa, Paris era un muy buen hermano mayor.

Desde luego, no podemos culpar completamente a la madre por los crímenes de su hijo. Pero deberíamos aprender algo de tragedias tan horribles para prevenirlas en el futuro, ¿no es así? Y, sin duda, Charity cometió algunos errores cruciales en su vida que afectaron a sus hijos y que como padre se deberían evitar al máximo.

Esperemos que el mundo despierte y le preste más atención a algo tan fundamental como la crianza y formación de los pequeños de la casa.

Fuente: The ELLA Foundation / Facebook

Quizá te interese: Le dejó esta nota desesperada a su veterinario, y el hombre la rescató de un secuestro


El material en este artículo solamente tiene fines informativos y no reemplaza el asesoramiento de un especialista certificado.

Recomendamos